Miércoles 22 de Mayo de 2024

SOCIEDAD

17 de noviembre de 2017

El encuentro con Thiago que conmovió a todo Boca

El plantel xeneize recibió al nene ciego y con cáncer que pedía conocer a los jugadores "para estar más fuerte y pelear a la enfermedad". Hubo fútbol con ojos vendados y muchas lágrimas.

Un inocente video que se viralizó terminó con el sueño cumplido. Thiago Boneiro, el nene de Tres Arroyos que conmovió a la hinchada xeneize con su pedido de "conocer a los jugadores para estar más fuerte para pelear al cáncer", se abrazó finalmente hoy a Guillermo Barros Schelotto y a sus dirigidos durante el entrenamiento e hizo llorar a todo Boca.

Con un nudo en la garganta y gran amabilidad, los jugadores de Boca Juniors compartieron la mañana con Thiaguito y hasta armaron un picadito con los ojos vendados. Thiago es ciego y desde que nació lucha contra distintos tumores (primero en los ojos, lo que lo llevó a perder la visión) y luego en otras partes del cuerpo.

El chico no podía creer lo que estaba viviendo. Darío Benedetto le obsequió su camiseta y los mellizos no dejaron de abrazarlo y arengarlo en cada gol.

Con su bastoncito rozando el césped y acompañado de su mamá Stella, el hincha más famoso por estas horas dio una lección de fortaleza e hizo lagrimear a más de uno. "Este cáncer no me va a llevar, voy a ganar yo", repetía.

"Voy a quedar en la historia como el nene que se curó aunque los médicos le decían otra cosa", dijo Thiago ayer a Clarín, que sigue los partidos por radio y juega con una pelota envuelta en nylon para escuchar por dónde rueda. Nacido el 5 de marzo de 2005, toda su vida estuvo bajo tratamiento. Durante un tiempo vivió en la Casa Garrahan.

"No tengo palabras para agradecer este gesto. Es lo único que pedía en la vida", se emocionó la madre, que tiene una dura historia de vida. Durante el embarazo sufrió violencia de género.

Thiago tiene tres hermanos (de siete, cinco y un año y medio) y a todos los hizo hinchas de Boca. Quienes lo conocen destacan su independencia y buen humor. Anda en bicicleta, corre y ama el fútbol. "Yo siempre le enseñé que tiene una discapacidad visual, pero que hay chicos que están peor y no tienen todas las posibilidades de moverse como él, por eso le hace frente a la vida con tanta valentía", explicó la mamá.

Fuente: https://www.clarin.com/deportes/encuentro-thiago-conmovio-boca_0_H1mFTXj1M.html



COMPARTIR:

Comentarios