Sábado 13 de Julio de 2024

SOCIEDAD

8 de julio de 2024

¿Cómo evitar Ser un Burro leyendo filosofía?

Las personas que no leen novelas y filosofía podrían tener dificultades para desarrollar ciertas habilidades cognitivas y emocionales.

En un mundo de constante avance Tecnológico, y a días de que el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Chaco entregue las evaluaciones y resultados arrojados del Censo "Fluidez Lectora" que se emitirá el comunicado del día 10 de julio a través del Canal de Youtube "Somos Futuro". 

Lo cierto es que las falencias, acierto y errores son parte de la vida, pero ¿porqué no apostar de aquí en adelante la reforma cultural a través del principio básico de las habilidades que nos promueve a desarrollar la lectura, la incorporación de términos y conceptos en la tarea de comprensión de la misma como motor de desarrollo intelectual psíquico y emocional del Ser? Veamos un poco más allá y que pueden darnos las habilidades cognitivas y emocionales.

Habilidades cognitivas:
 * Pensamiento crítico: La lectura de novelas y filosofía exige analizar ideas, argumentos y perspectivas diferentes, lo que fortalece la capacidad de pensar críticamente y evaluar información de manera objetiva.
 * Comprensión lectora: Leer obras complejas como novelas y textos filosóficos mejora la habilidad de comprender textos extensos, identificar ideas principales y detalles relevantes, y analizar el significado de palabras y frases complejas.
 * Memoria y concentración: La lectura profunda requiere concentración y retención de información, lo que beneficia la memoria a corto y largo plazo.
 * Creatividad e imaginación: Las novelas y la filosofía presentan mundos ficticios y conceptos abstractos que estimulan la imaginación y la creatividad, permitiendo nuevas formas de pensar y resolver problemas.

Habilidades emocionales:
 * Empatía: La lectura de historias y personajes ficticios permite comprender las emociones, motivaciones y perspectivas de otras personas, lo que fomenta la empatía y la capacidad de relacionarse con los demás.
 * Inteligencia emocional: La filosofía aborda temas como la ética, la moral y las relaciones humanas, proporcionando herramientas para comprender y gestionar las emociones propias y ajenas, mejorando la inteligencia emocional.
 * Resiliencia: Las novelas y la filosofía pueden ofrecer perspectivas sobre las dificultades de la vida, proporcionando consuelo y estrategias para afrontar desafíos y superar obstáculos.
Sin embargo, es importante destacar que no leer novelas y filosofía no implica necesariamente una falta de entendimiento.
 * Existen otras formas de desarrollar las habilidades cognitivas y emocionales: La educación formal, las experiencias de vida, las relaciones interpersonales y otras actividades intelectuales y creativas también contribuyen al desarrollo personal.
 * Las preferencias individuales son importantes: No todas las personas disfrutan de la lectura, y existen otras formas de acceder a la información y el conocimiento.
 * Es fundamental fomentar el respeto por la diversidad de intereses y estilos de aprendizaje.
En conclusión, si bien la lectura de novelas y filosofía ofrece numerosos beneficios para el desarrollo cognitivo y emocional, es importante reconocer que no es la única forma de adquirir estas habilidades.

Respetar las preferencias individuales y fomentar la diversidad de enfoques para el aprendizaje es esencial para una sociedad inclusiva y enriquecedora. Pero los Gobiernos han usado las escuelas, los textos, la comunicación verbal y no verbal para manipular a las masas durante siglos, desde la no educación hasta la educación de alta élite. Es por ellos que promover la lectura que desarrolla el pensamiento crítico como la filosofía, las novelas, las notas de opinión, los textos críticos, todos ellos promueven al pensamiento y crecimiento intelectual.

 

 

 

Imagen: Portada del Libro "Ningún burro lee" del Escritor Alberto Serrano Dolader.



COMPARTIR:

Comentarios