Viernes 17 de Mayo de 2024

ASTRONOMIA

30 de marzo de 2024

Las falsas gafas para eclipse llegan al mercado: cómo saber si tienes un par falsificado

(CNN) -- A medida que se acerca el eclipse solar total, que tendrá lugar en México, Estados Unidos y Canadá el 8 de abril, los expertos recuerdan a los espectadores que deberán contar con un par de gafas de eclipse para ver el evento celestial de forma segura, y asegurarse de que no sean falsas.

Las gafas para eclipse falsificadas están "contaminando el mercado", según un comunicado de la Sociedad Astronómica Americana (AAS, por sus siglas en inglés).

Un eclipse solar total se produce cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, bloqueando por completo la visión de la cara del sol durante unos instantes. Alrededor de 32 millones de personas en EE.UU. viven dentro de la trayectoria del eclipse total, de 185 kilómetros de ancho, o en lugares donde la Luna parecerá cubrir completamente el sol y la sombra lunar caerá sobre la superficie de la Tierra. Las personas que se encuentren fuera de la trayectoria de totalidad podrán ver un eclipse solar parcial en el que la Luna sólo bloquea parte de la cara del Sol.

El único momento en que es seguro ver el Sol sin protección ocular es durante la totalidad de un eclipse solar total, o el breve periodo en que la Luna bloquea completamente la luz del Sol, según la NASA.

Por lo demás, los expertos afirman que es absolutamente necesario llevar gafas certificadas para eclipses o utilizar visores solares portátiles que cumplan una norma de seguridad específica, conocida como ISO 12312-2, cuando se observan todas las demás fases de un eclipse solar total o parcial. La norma de seguridad significa que las lentes cumplen los requisitos internacionales para la observación solar directa, según la AAS.

Las lentes de las gafas para eclipses solares están hechas de polímero negro, o resina infundida con partículas de carbono, que bloquea casi toda la luz visible, infrarroja y ultravioleta, según The Planetary Society. Y las gafas de sol no sirven como reemplazo de las gafas de eclipse o los visores solares.

"Las gafas de sol, los cristales ahumados, los telescopios o lupas sin filtro y los filtros polarizadores no son seguros. Inspeccione sus gafas de eclipse o visor de mano antes de usarlos: si están rasgados, rayados o dañados de cualquier otra forma, deseche el dispositivo", indca un comunicado de la Asociación Americana de Optometría.

Mirar al Sol sin unas gafas de eclipse fabricadas adecuadamente puede provocar lesiones oculares graves, desde trastornos temporales de la visión hasta ceguera permanente. Pero la AAS ha descubierto la fabricación de gafas de eclipse fraudulentas que no proporcionan la protección necesaria para ver el sol con seguridad sin sufrir daños oculares.

Cómo detectar las gafas de eclipse falsas

Las gafas falsificadas pueden ser difíciles de detectar porque incluyen información e incluso ilustraciones originales que sugieren que fueron hechas por un fabricante de renombre conocido de los productos, pero de hecho fueron producidas por diferentes fábricas que todavía no fueron identificadas, según la AAS.

Las gafas de eclipse falsificadas con lentes negras de bordes rectos a izquierda y derecha procedentes de China (arriba) llevan impreso un texto copiado de las gafas de eclipse reales, pero a las falsificadas les falta la dirección de la empresa. Mientras tanto, las gafas de eclipse auténticas de American Paper Optics (abajo) tienen lentes reflectantes con los bordes izquierdo y derecho curvados. (Sociedad Astronómica Americana).

"Hasta hace poco, los únicos productos falsificados que conocíamos eran unas gafas de eclipse con montura de cartón fabricadas en China por una empresa no identificada, pero con la inscripción 'Mfg. by: American Paper Optics' (APO) en ellas", compartió la AAS en un comunicado de prensa.

"APO es uno de los principales fabricantes estadounidenses de visores solares seguros e imprime su nombre y dirección en sus gafas para eclipses, mientras que los productos chinos imitados llevan el nombre de APO pero no su dirección. Afortunadamente, estas falsificaciones en concreto parecen ser seguras".

Pero el seguimiento de la AAS ha revelado que más fábricas no identificadas están produciendo gafas falsificadas impresas con el nombre y la dirección de una fábrica china llamada Cangnan County Qiwei Craft Co., que crea productos seguros. Algunas de las gafas falsas también incluyen el nombre o el logotipo de Solar Eclipse International, Canadá, que es el distribuidor norteamericano de Qiwei.

Aunque algunas de las gafas parecen seguras y son prácticamente indistinguibles de los productos reales de Qiwei, otras tienen lentes oscuras como las gafas de sol, lo que significa que su uso no es seguro, según la AAS.

"Los filtros que proporcionan una visión cómoda y segura del Sol suelen transmitir entre 1 parte por cada 100.000 (0,001%) y 1 parte por cada 2.000.000 (0,00005%) de su luz visible", dijo Rick Fienberg, director de proyecto del Grupo de Trabajo sobre Eclipses Solares de la AAS, en un comunicado. "Los filtros solares son al menos 1.000 veces más oscuros que incluso las gafas de sol más oscuras".

La AAS ha elaborado una lista de fabricantes y distribuidores seguros de gafas para eclipses y filtros para dispositivos ópticos, incluidas cámaras y teléfonos inteligentes. El grupo de trabajo de la AAS para el eclipse ha confirmado que los visores y gafas solares hechos por todos los fabricantes conocidos de estos productos en EE.UU. y en toda Europa, así como algunos fabricantes chinos, han sido probados en laboratorio.

"Ahora recomendamos que si quiere comprar visores solares en línea, compre sólo en sitios a los que llegue haciendo clic en los enlaces de nuestra lista, o a un vendedor cuya identidad pueda verificar y cuyo nombre aparezca en nuestra lista", según la AAS. "Recomendamos no comprar gafas de eclipse a vendedores aleatorios en mercados en línea, aunque afirmen obtener sus productos de un proveedor de nuestra lista o estar aprobados por la AAS o la NASA".

La agencia espacial estadounidense no aprueba ni avala productos comerciales, por lo que cualquier afirmación que diga lo contrario es una señal de advertencia de que no se está tratando con un vendedor digno de confianza. Del mismo modo, si un vendedor afirma estar en la lista de proveedores de la AAS pero no lo encuentras allí, no debes fiarte".

 

Consejos para ver el eclipse con seguridad y probar las gafas

Quienes no hayan comprado sus gafas directamente a un vendedor autorizado de la lista pueden probarlas antes del 8 de abril.

"No hay forma de saber con sólo mirarlas si las gafas del eclipse son realmente seguras", dice Fienberg, "pero es fácil saber si no lo son".

Pruébate primero las gafas en interiores. No debe verse nada a través de las lentes, e incluso las luces más brillantes deben aparecer muy tenuemente. Si los muebles o la decoración de la pared son visibles a través de las lentes, estas gafas no son seguras para ver el sol.

Pero si las gafas pasan la prueba en interiores, la AAS recomienda ponérselas en el exterior durante un día soleado y mirar alrededor. De nuevo, no debería verse nada a través de las lentes, a menos que el sol se refleje en una superficie excepcionalmente brillante, e incluso entonces la luz aparecerá tenue si las gafas son seguras.

Si las gafas superan esa segunda prueba, prueba a mirar al sol a través de ellas durante menos de un segundo. Si las gafas son seguras, el sol aparecerá cómodamente brillante y probablemente blanco, amarillo, naranja o blanco azulado.

El día del eclipse, quédate quieto y cúbrete los ojos con las gafas o el visor solar antes de mirar hacia arriba. Y nunca se quite las gafas mientras mira al sol. Los que usen anteojos, pónganse las gafas del eclipse encima o sostengan un visor de mano delante de ellos.

Y recuerda equipar los objetivos de las cámaras, prismáticos o telescopios que utilices para observar el eclipse con los filtros solares adecuados. Nunca mire a través de un dispositivo óptico sin filtro de ningún tipo en esta situación, ni siquiera llevando gafas de eclipse.

Evite daños oculares por el eclipse

Sólo es seguro ver el eclipse sin protección ocular cuando la Luna bloquea completamente la visión del Sol y no hay luz visible, y asegúrese de volver a ponerse las gafas de eclipse antes de que reaparezca la luz.

Mirar al Sol sin la protección ocular adecuada puede provocar retinopatía solar, es decir, daños en la retina por exposición a la radiación solar. Aunque las células altamente especializadas del interior de nuestros ojos no sienten ningún dolor, los bastones y conos y los reactores fotoquímicos se inflaman y dañan al mirar al Sol, explica Ronald Benner, optometrista y presidente de la Asociación Americana de Optometría.

Es algo parecido al efecto que se produce cuando vemos dispararse el flash de una cámara, que puede distorsionar nuestra visión durante unos minutos antes de desaparecer. Pero la intensidad de la retinopatía solar causa daños permanentes que no se aprecian de inmediato. De la noche a la mañana, las células pueden morir, y no serán reemplazadas. No existe tratamiento para la retinopatía solar. Puede mejorar o empeorar, pero es una afección permanente.

Los cambios en la visión de una persona dependen del tipo de daño que se produzca, y pueden darse en uno o ambos ojos.

"La retina es una extensión del cerebro, así que en realidad es tejido neurológico, y cuando se daña, no siempre se recupera", explica Benner. "Si se daña una célula, puede que nunca vuelva a ser la misma. Pero si se daña un grupo de células, la visión acabará manchada, como si alguien te manchara el parabrisas con aceite. Si las dañas y no mueren del todo, la visión del color se verá alterada. ¿Qué se puede hacer? Absolutamente nada, salvo prevenirlo".

Si el daño se produce en el centro de la visión, puede afectar la capacidad de leer o reconocer caras, dijo Benner.

Si experimenta problemas de visión o molestias oculares después de ver el eclipse, Benner recomienda pedir cita inmediatamente a través de la Asociación Americana de Optometría. Los síntomas pueden tardar entre horas y unos días en manifestarse, e incluyen pérdida de la visión central, alteración de la visión de los colores o visión distorsionada.

"Para la mayoría de la gente, se trata de una alteración de la visión de los colores", explica Benner. "A la mañana siguiente, los colores no se ven bien, o pueden estar desteñidos o simplemente algo borrosos todo el tiempo. Para otros, puede ser que realmente tengan agujeros en la visión".

Y vigile siempre a los niños que lleven gafas de eclipse para asegurarse de que no se las quitan y miran directamente al sol. Benner aconseja que los padres hablen con sus hijos sobre cómo y cuándo pueden ver el eclipse y cuándo pueden quitarse y ponerse las gafas. Y si a los padres les preocupa que sus hijos puedan quitarse las gafas en el momento equivocado, hagan planes para ver el eclipse por televisión o utilicen el método de proyección estenopeica, con una pequeña abertura, para ver el eclipse de forma indirecta.

"Asegúrese de protegerse no sólo a sí mismo, sino sobre todo a sus hijos", afirma Benner. "Si su hijo sufre daños oculares, tendrá que vivir con ello el resto de su vida. Y es posible que no puedan decirle: 'No veo con claridad por un ojo'".

 

 



COMPARTIR:

Comentarios