Domingo 26 de Septiembre de 2021

EL IMPENETRABLE

10 de agosto de 2021

El Sebillar: pequeña comunidad en medio de El Impenetrable

Está ubicada a 80 kilómetros de El Sauzalito y jurisdiccionalmente pertenece a ese municipio. Son alrededor de 30 familias en medio de adversidades y numerosas carencias.

CASTELLI (Agencia) - El Sebillar está a 80 kilómetros de la localidad de El Sauzalito, y jurisdiccional miente pertenece a ese municipio. Son alrededor de 30 familias conglomeradas en un alejado rincón en medio del monte Impenetrable.

Residen ahí desde hace 25 años en medio de grandes adversidades y sometidos a numerosas carencias básicas. La mayoría de las familias pertenece a la etnia wichí, aunque también conviven con pobladores criollos arraigados en el lugar.

Todas las precarias casas construidas con madera y plástico conforman una especie de barrio situado en el medio del monte. Las familias aprovechan los recursos naturales y realizan harina de algarroba que en la época de verano cosechan para guardar y tener durante el año para alimentarse y también confeccionan artesanías con chaguar para tener algún ingreso mínimo y poder sobrevivir.

Desde la comunidad expresaron que viven prácticamente en el olvido, con carencias básicas y que ningún funcionario se acerca a escuchar sus reclamos o atender sus necesidades.

‘Nosotros tomamos agua de un pequeño aljibe de la escuela, pero en estos momentos está sin agua, y tenemos que acarrear desde el río para el consumo de la comunidad‘, asegura ‘Tito‘ González, un antiguo poblador del lugar.

‘Tito‘ describió que están olvidados por las autoridades y que están necesitando de manera urgente una perforación para tener agua para el consumo. Gracias a su organización en comunidad, pueden realizar tareas comunitarias para sobrellevar distintas situaciones y ayudarse mutuamente entre familias.

EL PEDIDO DE LA COMUNIDAD

En una reciente nota enviada al Gobernador Jorge Capitanich, la comunidad del paraje le planteó las necesidades más urgentes para las familias que habitan el lugar. Entre ellas, le pidieron un generador eléctrico para abastecer a las casas ya que algunas solamente cuentan con pequeños paneles solares.

Solicitaron la provisión de agua potable ya que la comunidad utiliza agua del río para el consumo, o de un pequeño aljibe de la escuela que en estos momentos está sin agua.

También, solicitaron el servicio de Internet para el anexo escolar 873 para que sus hijos tengan acceso a la educación y para la comunidad, ya que prácticamente viven incomunicados; como también solicitan una sala de primeros auxilios.

Finalmente pidieron la construcción de 25 viviendas para las familias y la entrega de tierras con títulos de propiedad para los habitantes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Diario Norte.

 

COMPARTIR:

Comentarios