Jueves 25 de Julio de 2024

ACTUALIDAD

6 de marzo de 2015

Más de 6000 evacuados y se teme por el impacto de las lluvias en la producción

Los temporales que afectan desde hace tres semanas a las provincias del centro y norte del país, generaron una cantidad de evacuados que supera las 6.000 personas por el agravamiento de la situación en Santiago del Estero a raíz de un nuevo desborde del río Dulce, mientras que en Córdoba y Santa Fe se espera buen tiempo hasta el domingo, aunque es lento el retorno de los evacuados.

El frente de tormenta, que castigó a las provincias de Córdoba, Santa Fe y San Luis, ahora afectará a Santiago del Estero, Salta, Chaco y Corrientes, donde se esperan lluvias hasta el domingo, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Un nuevo desborde del río Dulce, en la provincia de Santiago del Estero, causó la evacuación de uno 200 vecinos a la altura de los barrios La Católica y Reconquista en la capital santiagueña, lo que eleva a 3.500 la cantidad de damnificados que tuvieron que abandonar sus viviendas en esa provincia.

La creciente del río Dulce fue provocada por el apreciable caudal de agua que deriva el dique frontal de Las Termas de Río Hondo, ubicado a 78 kilómetros al norte de la capital provincial. En Córdoba, pese al buen tiempo, aún quedan entre 1.500 y 1.600 evacuados según el ministro de Desarrollo Social Daniel Passerini quien destacó que la situación mas complicada “se vive en la localidad de Idiazábal, en el sudeste provincial donde fueron evacuados la totalidad de sus algo más de un millar de habitantes”. 

 

Por su parte, el gobernador José Manuel de la Sota, estimó hoy que los daños de infraestructura ocasionados por los temporales “superan los 1.000 millones de pesos en la provincia”.

También en Santa Fe el tiempo mejorará sin lluvias hasta el domingo, pero aun permanecen más de mil personas evacuadas y hay varios cortes de ruta por lo que se mantiene el alerta por las inundaciones que afectan especialmente a la capital provincial y a la localidad de Recreo. “En los últimos siete días cayeron más 500 milímetros, lo que para gran parte de la provincia significa que en una semana llovió la mitad de lo que llueve en todo el año”, precisó el gobernador de esa provincia. 

 



COMPARTIR:

Comentarios